Natillas con pera caramelizada

2 peras
• 20 g de mantequilla
• 1/2 l de leche
• 4 yemas de huevo
• 140 g de azúcar
• 25 g de maicena
• 1 rama de canela
• Canela en polvo
• 1 trozo de corteza
de limón
• 4 galletas
o 4 bizcochos de
soletilla (opcional)

 

Vierte la leche en un cazo, añade la rama de canela y la piel de limón bien lavada y llévala a ebullición;
retira del fuego, deja infusionar hasta que se temple y cuélala.

Bate las yemas con la maicena y 100 g de azúcar. Agrega la leche en un hilo sin dejar de remover, vierte
de nuevo en el cazo y cuece suave y removiendo sin parar, hasta que espese. Reparte las natillas en
cuencos, tápalos con film y deja en la nevera hasta la hora de servir.

Tambíen te puede interesar  Carpaccio de setas con gambas

Pela las peras, pártelas en 4 gajos y retírales el corazón; luego, córtalas en láminas no demasiado finas. Vierte el azúcar restante en una sartén y cuécelas hasta que empiecen a caramelizarse; añade la mantequilla y saltéalas durante 4 o 5 min.

Retira el film de las natillas y reparte encima las láminas de pera caramelizadas. Sírvelas espolvoreadas con una pizca de canela molida o, si lo prefieres, decoradas con una galleta o un bizcocho de soletilla.

Deja una respuesta