Salsa Arrabiata

La Salsa Arrabiata es una salsa tradicional italiana, con un carcterístico toque picante. Su preparación es sencilla, como te mostramos a continuación.

Ingredientes:

· Aceite de oliva
· 300 gr. de tomates maduros
· 2 dientes de ajo
· 1 cebolla grande
· 1 o 2 guindillas
· Sal

Preparación:

El primer paso para elaborar de forma casera una riquísima salsa arrabiata será pelar y cortar los tomates en cubitos, y los reservamos en un recipiente o un bol. La llegada del tomate a nuestra cultura vino concretamente desde México, al parecer los primeros que disfrutaron de esta verdura fueron algunos países sudamericanos como Ecuador y Perú. En Europa el tomate no comenzó a tener mucha aceptación hasta el siglo XVIII, ya en la actualidad se ha extendido a todo el mundo. Picamos finamente la cebolla, y la freímos en una sartén con aceite de oliva, junto al ajo laminado y un poco de sal.

Tambíen te puede interesar  Aderezo Ranch

Cuando la cebolla empiecen a coger color, agregamos los tomates picados. Añadimos la guindilla o guindillas, según nos guste más o menos picante. Todo el mundo conoce la guindilla por su sabor picante, pero pocas personas saben de sus estupendas propiedades. La guindilla es rica en vitaminas, destacando del tipo A, C y E, entre los minerales que contiene el que más abunda es el hierro, fundamental para nuestra salud, esto lo convierte en un alimento que combate y evita riesgos de enfermedades.

Sazonamos al gusto y dejamos que se cocine bien el tomate a fuego lento durante al menos 15-20 minutos con la sartén tapada. El tomate se irá volviendo cada vez más tierno hasta prácticamente deshacerse y convertirse en una salsa, removemos para mezclar con los demás ingredientes. Una vez lista la salsa arrabiata, servimos junto a la pasta.

Deja una respuesta