Tarta de queso de Nutella

No te vas a creer, traemos para ti esta maravillosa receta de tarta de queso de Nutella sin horno, sin gelatina y sin cuajada.

Esta increíble receta es de la famosa cocinera británica: Nigella Lawson, en sus libros de cocina no aparece esta delicia, así que tras largas investigaciones hemos dado con ella y fue amor a primera vista debido a que no necesita de horno, los ingredientes que necesitamos son pocos y sumado a eso es una deliciosa opción, una vez la pruebes caerás en sus redes.

Vamos a ello, vamos a daros la receta para 8 raciones, quedaría bien en un molde de 18cm, pero tranquilos que si tenéis un molde más grande ajustáis o duplicáis la receta. Siempre recomendamos el uso de moldes desmoldables y antiadherentes.

Tambíen te puede interesar  Costillas de cerdo guisadas con alcachofas

INGREDIENTES
La realización de la base de esta tarta de queso de Nutella es:

125 gramos de galletas tipo María.
35 gramos de mantequilla (tener a temperatura ambiente).
50 gramos de Nutella (tener a temperatura ambiente).
El relleno para esta tarta de queso necesita de los siguientes ingredientes:

250 gramos de crema de cacao y avellanas, es decir, Nutella.
350 gramos de queso crema de untar estilo philadelphia. Mantener a temperatura ambiente.
30 gramos de azúcar glass.
30 gramos de avellanas.
ELABORACIÓN
Engrasar el molde o poner un papel siliconado/sulfurizado o también llamado papel de horno.
En un robot de cocina o licuadora vamos a introducir las galletas (picadas en trozos pequeños), la mantequilla y los 50 gramos de Nutella, vamos a obtener una masa homogénea que será nuestra base de la tarta de queso o cheesecake que iremos aplanando con la palma de nuestra mano en el fondo del molde.
Vamos a refrigerar en el frigorífico unos minutos, mientras preparamos el relleno.
En un recipiente bastante hondo, a poder ser de metal, iremos mezclando el queso crema, los 250 gramos de nutella y el azúcar glass (te recomendamos que al incluir el azúcar glass lo pases primero por un colador para evitar que se formen grumos en nuestra mezcla), debemos darle calor, es por ello que te indicamos anteriormente que el recipiente fuera de metal.
Una vez tengamos la mezcla bastante liquida lo vamos a incorporar a nuestra base e introducimos a refrigerar de 6 a 8 horas (si dejas enfriar de un día para otro el resultado será mucho mejor).
Media hora antes de desmoldar lo vamos a introducir al congelador, esto nos va a ayudar a manipularlo debido a que esta tarta de queso con Nutella es bastante delicada.
Una vez logremos desmoldar lo realizado en los pasos previos, procedemos a picar en trozos pequeños nuestras avellanas, las tostamos en un sartén a fuego medio/alto, removiendo constantemente para que no se quemen y así podremos decorar nuestra tarta de queso con las avellanas tostadas.
Es el momento de disfrutar nuestra deliciosa tarta.

Tambíen te puede interesar  Cookies de chocolate blanco

Deja una respuesta