Costillas de cerdo con patatas

500 g de costillas de cerdo
troceadas
•1 pimiento rojo y 1 verde
• 5 patatas
• 2 tomates
• 1 cebolla, 2 ajos
• 1 pimiento choricero
• 1 vasito de vino blanco
• 1/2 cdta. de pimentón
• Unas hebras de azafrán,
1 hoja de laurel
• Aceite, sal, pimienta

Caldo ligero. Si no te gusta encontrar trozos de verdura en el sofrito, pártela muy pequeña para que se deshaga o bátela antes de añadir la carne

Remoja el pimiento choricero en agua templada durante unas horas; ábrelo, raspa la pulpa y resérvala. Pela y pica la cebolla, los ajos y los tomates. Limpia, lava y corta los pimientos en dados. Pela las patatas y trocéalas, pero mejor chascándolas.

Tambíen te puede interesar  Galletas de calabaza para el desayuno

Calienta 4 cdas. de aceite en una cazuela y dora las costillas. Retíralas, salpimienta y reserva. En el mismo aceite rehoga la cebolla 10 min, añade los ajos y el pimiento
y cocina 2 min. Incorpora el tomate, sal, pimienta, el pimiento choricero, el pimentón, el azafrán y el  laurel.

Añade de nuevo las costillas a la cazuela, vierte el vino blanco y sube la intensidad del fuego unos instantes para evaporar el alcohol. Baja el fuego, vierte 1 vaso de agua, tapa y deja cocer a fuego muy lento 35 min. Añade las patatas y otro vasito de agua. Tapa de nuevo y cocina a fuego lento hasta
que las patatas estén tiernas. Deja reposar y sirve caliente.

Tambíen te puede interesar  ¿Cómo conseguir tu carnet de manipulador de alimentos?

Deja una respuesta