Crema de Champiñones Vegana

Esta crema de champiñones vegana es ideal para todos aquellos que siguen una dieta vegana. Te detallamos paso a paso cómo se prepara de forma sencilla para que te resulte fácil de hacer en casa.

Ingredientes:

– 300 gramos de champiñones frescos
– Harina
– Medio litro de caldo de verduras
– Zumo de un limón
– Pimienta molida
– Sal
– Aceite de oliva virgen

Preparación:

Para hacer esta crema de champiñones vegana antes de nada hay que limpiar muy bien los champiñones para quitarles los restos de tierra que traen al comprarlos. Se pueden limpiar fácilmente con agua bajo el grifo, pero nunca hay que meterlos en agua porque la absorberían rápidamente y no nos interesa. Una vez limpios, los cortamos en trozos más pequeños, quitando la mitad inferior de los tallos si los hemos comprado enteros y no laminados. Siempre hay que emplear champiñones frescos, nunca champiñones enlatados.

Calentamos una sartén con un chorreón de aceite de oliva virgen, cuando este caliente echamos los trozos de champiñones y los salteamos durante unos minutos a fuego suave. Le echamos un poco de zumo de limón por encima y seguimos removiendo hasta que queden bien doraditos. Mientras los champiñones se van cocinando, ponemos a calentar otra sartén en la que echamos unas 5 o 6 cucharadas de harina de trigo, y dejamos que se tueste a fuego suave durante un par de minutos.

Después vamos a agregar a esta segunda sartén el caldo de verduras y removemos para que la harina se mezcle con el mismo, sin que queden grumos, y dejamos cocinar a fuego lento durante al menos diez minutos. En ese momento echamos los trozos de champiñones salteados al caldo, aumentamos un poco la intensidad del fuego y cocemos los mismos durante unos 6 o 7 minutos. Aprovechamos para salpimentar al gusto. Pasado ese tiempo comprobamos que los champiñones están bien tiernos para apartarlos del fuego, y si no lo están los dejamos unos minutos más.

Una vez los tengamos bien hechos, pasamos todo el contenido de la sartén por la batidora hasta obtener una crema de champiñones fina y sin trozos, lo más homogénea posible, para lo que batiremos con paciencia hasta conseguirlo. Una vez acabemos, volvemos a echar la crema de champiñones en la sartén y cuando vayamos a servirla la calentamos lo suficiente como para servirla bien caliente. Y a disfrutar de esta rica y nutritiva crema de champiñones vegana, que esperamos os resulte de utilidad.

Deja una respuesta