Tarta de queso con mandarinas

200 g de galletas maría, 70 g de mantequilla
• 200 g de queso blanco
para untar
• 250 g de leche
condensada
• 250 ml de nata líquida
para montar
• 330 ml de zumo
de mandarina
• 6 hojas (8 g) de gelatina
• 100 g de gajos
de mandarina en almíbar

EL MOLDE. Si no es desmontable, fórralo con papel de horno o film, que sobresalga por los
bordes, para ayudarte a desmoldarlo. LAS MANDARINAS. Confítalas tú. Cuece los gajos de dos, mejor pelados a lo vivo, con 150 ml de agua y 200 g de azúcar 90 min a fuego lento y escurre en una rejilla.

Tritura las galletas y mézclalas con la mantequilla ablandada hasta lograr una masa homogénea. Forra con ella el fondo de un molde rectangular desmontable y resérvalo en la nevera mientras preparas el relleno para que se solidifique un poco.

Tambíen te puede interesar  Pancitos saborizados de salame

Pon a hidratar 4 hojas de gelatina en agua fría. Mezcla el queso con la leche condensada y la nata con ayuda de unas varillas. Calienta 50 ml de zumo, añade la gelatina escurrida y remueve hastadisolverla. Agrega 100 ml del zumo y mezcla con la preparación de queso. Vierte esta crema en el molde y deja 1 h
en la nevera para que cuaje.

Hidrata las 2 hojas de gelatina restantes en agua fría, escúrrelas y mézclalas con el resto del zumo (180 ml). Caliéntalo un poco, lo justo para que se funda la gelatina.

Reparte los gajos de mandarina en almíbar sobre la tarta y vierte encima la cobertura preparada. Deja cuajar en la nevera 24 h y sirve.

Tambíen te puede interesar  HELADO DE CHOCOLATE

Deja una respuesta