Brócoli con Bechamel

Aquí tienes esta excelente receta de brócoli con bechamel, una receta con la que podrás preparar brócoli de la manera más sabrosa.

Ingredientes:

– 400 gramos de brócoli
– 150 gramos de queso
– 50 gramos de harina
– 60 gramos de mantequilla
– Medio litro de leche
– Agua
– Sal
– Nuez moscada
– Perejil
– 10 tomates
– 1 cebolla
– 4 dientes de ajo
– Aceite y sal

Preparación:

Primero vamos a realizar una sabrosa salsa de tomate sobre la cual descansarán el resto de ingredientes, que le aportará un exquisito sabor. Primero lavamos y pelamos los tomates hasta quitarles toda la piel, la mejor forma es escaldándolos. Para escaldar los tomates les hacemos un par de cortes en la parte inferior del tomate, después los metemos en agua hirviendo. A los pocos segundos verás como la piel comienza a separarse, en ese momento los metemos en agua muy fría, y ya podremos pelarlos con mucha facilidad. Después los cortamos por la mitad y los vamos depositando en una bandeja para horno.

Tambíen te puede interesar  Canapés de anchoa y tomate

Hacemos lo mismo con la cebolla y también la añadimos, al igual que los ajos ya pelados y picados en trozos pequeños, procura no pasarte con la cantidad de ajo para no darle demasiado sabor a la salsa. El ajo es uno de los ingredientes más utilizados en la cocina por el sabor tan especial que tiene, pero además se aconseja comerlo porque es bueno para nuestra salud, ayuda a que nuestro cuerpo tenga más defensas y a una mejor circulación de la sangre. Le echamos aceite de oliva por encima y horneamos a 220ºC durante media hora. Pasado este tiempo, lo pasamos todo por el pasapuré y lo reservamos. Después vamos a cocer los brócolis en una cacerola durante 10 minutos, para escurrirlos después y cortarlos en trocitos, lo reservamos.

Tambíen te puede interesar  Jengibre: historia, cultivo, propiedades y uso culinario

Ahora haremos la bechamel de forma casera de forma fácil y rápida, aunque hoy en día puedes comprarla ya hecha en cualquier supermercado. La salsa bechamel se compone básicamente de harina, leche y mantequilla y desde su creación se ha utilizado como base para muchas recetas y salsas. Para hacerla derretiremos la mantequilla y cuando esté lista le añadimos la harina, removemos muy bien, vertemos la leche poco a poco y mezclamos. Por último, una pizca de nuez moscada y sal para nuestra bechamel.

Finalmente montamos nuestro plato, primero una capa de la salsa de tomate, después otra capa de brócolis, bechamel por encima y gratinamos en el horno dejándolo varios minutos a la temperatura que tenemos el horno. Para gratinar siempre debemos utilizar el horno, consiste en aplicar una temperatura alta a la capa más superficial del plato hasta que se torne de color dorado y un poco crujiente. Por último podemos decorarlo con un poco de perejil por encima. Y ya tenemos esta estupenda receta de brócoli con bechamel.

Deja una respuesta