Brócoli Salteado

Si te gustan las recetas de brócoli, te traemos una receta que preparamos muy a menudo para un almuerzo o cena ligera. El brócoli salteado es una receta riquisima y saludable a la vez.

Ingredientes:

– Bróocoli, 3/4 de kilo
– Ajo, cuatro dientes
– Mantequilla, una nuez
– Aceite de oliva, dos cucharadas
– Vino blanco, tres cucharadas
– Pimienta negra
– Nuez moscada
– Sal

Preparación:

Para comenzar vamos a limpiar el brócoli, nosotros lo hemos comprado en una frutería de confianza. Procura que sea brócoli de buena calidad y fresco, lo notaremos en el sabor final de nuestro plato. Comer brócoli es muy aconsejable para nuestro organismo, como suele ocurrir con la mayor parte de las verduras. Contiene una gran cantidad de vitaminas y minerales que son buenas para el corazón o para evitar enfermedades como el cáncer entre otras muchas. Una vez en casa se limpia y se parte en trozos muy pequeños. Una vez limpios lo ponemos a escurrir en un colador.

Teniendo ya el brócoli limpio y troceado, ponemos a calentar aceite de oliva en una sartén. Mientras el aceite se calienta, pelamos los dientes de ajo y los picamos muy finos utilizando un cuchillo afilado que no sea de sierra. La forma tradicional y la que todo el mundo utiliza de pelar los ajos es con un cuchillo, pero a mucha gente no le gusta el olor que se le queda en las manos. Por esto se han inventado algunas formas como por ejemplo con vasos o incluso con una tapadera. Ponemos a pochar el ajo en la sartén y esperamos un par de minutos a que se doren.

Ten cuidado que no se quemen los trocitos de ajo, para eso baja un poco la intensidad del fuego. A continuación agregamos el vino y la mantequilla a ser posible sin sal para que nuestra receta no lleve una cantidad excesiva de sal. La mantequilla sin sal es la más tomada por las personas hipertensas que no quieren renunciar al rico sabor de este alimento. Removemos durante un minuto y seguidamente echamos los trozos de brócoli ya troceados.

Ahora hay que remover para mezclar todos los ingredientes y tapamos la sartén. Mantenemos a fuego lento hasta que el brócoli vaya tomando color, te recomendamos que vayas removiendo de vez en cuando para que no se queme el brócoli y tengamos que empezar de nuevo. Utiliza para cocinar sartenes antiadherentes que ayudan en gran medida a que esto no ocurra, además existen las sartenes de cerámica con las que es mucho más difícil que los ingredientes se peguen a la sartén. Sazonamos a nuestro gusto, echamos un poco de nuez moscada y ya podemos servir este brócoli salteado.

Deja una respuesta