Crema de uvas con requesón

• 500 g de uvas
blancas
• 500 g de uvas
negras
• 300 g de requesón
• 4 caramelos
de miel
• Unas ramitas
de tomillo
• 3 hojas (6 g)
de gelatina
• Azúcar

Pon a hidratar la gelatina en agua fría. Lava las uvas, desgrana 12 negras y 12 blancas, parte estas por la mitad y retira las semillas. Licúa por separado el resto de las uvas blancas y de las negras.

Calienta 50 ml de agua con 2 cdas. de azúcar y disuelve la gelatina escurrida. Añade la mitad al licuado
de uva blanca y la otra mitad al de uva negra; deja enfriar en la nevera para que cuajen; la crema debe quedar bastante espesa pero no solidificada.

Tambíen te puede interesar  Cabbage

Tritura los caramelos hasta reducirlos a polvo. Reparte la crema de uvas blancas en boles, de forma que cubra solo un lado y completa la otra mitad con la de uvas negras. Añade las uvas sin pepitas y
el requesón –dándole forma ovalada con dos cucharas–; espolvorea con el caramelo y sirve los boles decorados con el tomillo lavado.

Deja una respuesta