Tres recetas de mousse de chocolate

Los siglos XVII y XVIII tienen un glamour especial para los golosos del mundo. Fue en ese momento y no antes o después cuando la pasión por el chocolate se extendió por Europa como una ola dulce y oscura.

El mousse de chocolate es, sin duda, uno de los postres más adorados en todo el mundo. Su textura suave y sedosa, su sabor intenso y su capacidad para satisfacer los antojos de chocolate lo convierten en una elección infalible para los amantes del cacao. En este artículo, te invitamos a deleitar tus sentidos con tres exquisitas recetas de mousse de chocolate que van más allá de lo tradicional. Cada variante ofrece un giro único, desde la incorporación de sabores sorprendentes hasta opciones sin azúcar para aquellos que buscan un dulce indulgente y saludable. Prepararse para sumergirse en un mundo de indulgencia chocolatosa, donde la creatividad culinaria se encuentra con la pasión por el chocolate.

Desde la clásica mousse de chocolate negro hasta una versión refrescante de chocolate y menta, estas tres recetas son perfectas para cualquier ocasión, ya sea un postre sofisticado para una cena elegante o un capricho reconfortante para el día a día. Descubre cómo los ingredientes simples se transforman en delicias dignas de un chef pastelero en la comodidad de tu propia cocina. Cada mousse de chocolate es una obra de arte en sí misma, y te invitamos a experimentar con ingredientes y presentaciones para satisfacer tus deseos personales. Aventúrate en el mundo del chocolate y prepárate para enamorarte de estas tres irresistibles creaciones que deleitarán tu paladar y satisfarán tu pasión por el dulce.

Basta de mousses a menos que se sepa manejar con talento el chocolate, la crema y el azúcar. Entonces entiendo los mismos principios se pueden alcanzar resultados no apenas diferentes sino absolutamente antípodas. Esta se la razón de las recetas que a continuación proponemos.

Tambíen te puede interesar  Biscochos de miel y pasas

En esta oportunidad vamos a proponerte tres recetas de mousse de chocolate.

Mousse en soufflé de chocolate especiado

Ingredientes:

  • Pan de manteca
  • 160 gramos de azúcar
  • 1/2 cdita de café instantáneo
  • 1/4 cdita de canela molida
  • 1/4 cdita de pimienta de jamaica molida
  • 1/4 cdita de jenjibre rallado
  • pizca de nuez moscada
  • 160 ml de leche entera
  • 60 gramos de chocolate semidulce
  • 60 gramos de chocolate amargo
  • 5 huevos
  • 8 moldes individuales para souffle, enmantecados, azucaradaso y reservados en la heladera

Preparación:

Precaliente el horno a temperatura alta. Ponga agua hasta la mitad de una bandeja de unos 5 cm de alto y ubique en la rejilla del horno.

Bata la manteca y azúcar juntas, añada la harina, el café instantáneo y las especias y trabaje para obtener una preparación lisa. Reserve.

Reúna la lecha y los chocolates en una cacerola mediana, ubique sobre un fuego muy bajo y revuelva hasta que los chocolates se derritan y la leche comience a hervir en los bordes del recipiente. Muy suavemente, incorpore a la mezcla de harina y luego reubique todo en la cacerola. Disponba sobre un fuego mediano, revuelva con cuchara de madera hasta que la mezcla espese y se caliente; revuelva ahora de manera más vigorosa hasta que el batido comience a secarse en los bordes del recipiente. Retire del fuego y reserve.

Separe yemas de claras. Bata las yemas y añada a los chocolates. Bata las claras a punto de nieve firme, incorpore en tres tandas a la mezcla anterior, trabajando con suaves movimientos envolventes y sin pérdida de tiempo.

Rescate los moldes de la heladera, llénelos de inmediato con esta mezcla, ubíquelos en el bañomaría del horno y cocine de 35 a 40 minutos. Retire del horno, deje enfirar 5 minutos y con la ayuda de un cuchillo de punta redonda, separe los bordes del souflé de las paredes del modle. Coloque un plato por encima del molde y déle la vuelta sobre éste para desmoldar. Bata la crema hasta que comienzza a montar, bata un poco más para darle firmeza pero sin pasarse. Sazone con pizca de canela, vainilla y azúcar molida a gusto.

Tambíen te puede interesar  Bocaditos de queso

 

Mouse de Chocolate (Receta 2)

  • 525 gramos de chocolate semiamargo
  • 400 gramos de crema de leche muy fría
  • 6 huevos
  • 2 cucharadas soperas de azúcar impalpable
  • 2 cucharadas soperas de licor de crema de cacao
  • 1 cucharada sopera de extracto de vainilla

Preparación:
Ponga el chocolate en un bol y ubique éstoe sobre un recipiente con agua muy caliente (no hirviendo) y deje que derrita lentamente.

Mientras tanto, bata la crema hasta que comience a hacer picos, pero sin legar a ponerse dura. Reserve en la heladera.

Separe las claras de 4 huevos y reservelas. Combine las yemas con los 2 huevos restantes y bátalos en el mixer unos 5 minutos, hasta que tomen un color alimonado. Durante este proceso, ponga las claras reservadas en un bol de acero inoxidable o mejor de cobre y bátalas a mano hasta montarlas. Añada el azúcar impalpable, incorpore y logre una mezcla que haga picos rígidos.

Sin dilación, añada  alas yemas el chocolate derretido y enfirado, más de una buena cucharada de crema batida. Mezcle bien de manera que se logre un compuesto liso, luego siga incorporando el resto de la crema siempre con usavidad y en un tiempo breve. Remate con la vainilla y el licor, integre las claras batidas y distribuya en moldes individuales. Proteja la mousse con film de polietileno y reserve en la heladera no más de 4 horas antes de servir. Para 12 a 15 personas.

Nota: Puede conservar la mousse en el freezer hasta 2 semanas. Para servirla, retire la noche anterior y deje en la heladera.

Mouse de Chocolate (Receta 3)

Cantidad: 6 personas

Tambíen te puede interesar  Jalea de batata

Tiempo de preparación y cocción: 30 minutos

Ingredientes: 2 huevos, 1/2 taza de leche, 70 gramos de azúcar, 200 gramos de chocolate, 2 cucharadas de café suave, 2 cucharadas de whisky, 125 gramos de manteca.

Preparación: Mezclar las yemas con el azúcar y la leche. Colocar sobre el calor suave y batir hasta que llegue a espesar cuidando que no alcance el hervor, pues se cortaría. Cortar el chocolates en trozos y fundirlo con las dos cucharadas de café líquido. Formada una crema lisa, retirar del fuego y agregar el whisky y la manteca en trocitos y la crema de huevos. Batir las claras a punto de nieve y unir. Mezclar y colocar en moldecitos individuales al frío.

Paso clave para detectar el linaje del chocolate, es el derretido. Aquí es donde este supremo sabor se revela tal cual es. Pero cuidado, la buena calidad del producto no protege de las torpezas que podamos cometer. Así que tomá nota de los siguiente:

Lo que no debe hacerse con el chocoolate

Derretir el chocolate a los apurones, sobrecalentándolo a último momento para agilizar el trámite. En estos casos, el chocolate lejos de cooperar, se tensa y se endurece.

Mojar el chocolate mientras se derrite. Se comporta como en el caso anterior.

Derretir el chocolate directametne sobre el fuego con agua y a los apurones, se corta. (si esto ocurre podemos solucionarlo echando un poco de aceite al chocolate estropeado y batir vigorosamente hasta que se recupere. 1 cucharada de aceite cada 28 gramos de chocolate)

Lo que si debemos hacer con el chocolate

Asegurarse de que el recipiente en el que se va a derretir esté bien seco

Derretir el chocolate al bañomaría de agua muy claiente a punto de ebullición.

Derretir el chocolate lentamente, a medida que se revuelve y ahsta que se vea liso y fluido.

 

Deja una respuesta