Salsa Brava

Con esta receta vamos a enseñaros a preparar en casa una rica salsa brava, una salsa muy tradicional de nuestra gastronomía que se emplea como acompañamiento de muchos platos, sobre todo las patatas, en las famosas patatas bravas.

Ingredientes:

· Un vaso de caldo de pollo y verduras (casero o comprado)
· Dos cucharaditas de pimentón dulce
· Una cucharadita de pimentón picante
· Una cucharada de harina

Preparación:

Aquí os traemos la receta tradicional para hacer la salsa brava, la que se emplea en Madrid, que es la cuna de esta famosa receta. Seguramente os sorprenda porque no tiene nada que ver con la que solemos encontrar habitualmente en otras zonas o la que solemos preparar en casa. Vamos ya con la receta detalladamente.

Tambíen te puede interesar  Quesadillas de atún

Para hacer la salsa brava vamos a necesitar caldo de pollo y verduras, que puede ser hecho en casa por nosotros mismos o de los venden ya preparados en los supermercados en caja, no de los que venden en forma de pastillas concentradas. Si lo quieres preparar en casa, hazlo a tu gusto, ya que se puede preparar de muchas formas y con diferentes verduras entre sus ingredientes.

Una vez que tengamos el caldo ya preparado, que podemos dejar listo el día antes de preparar la salsa brava si no tenemos mucho tiempo, ponemos a calentar una sartén con un chorreón de aceite de oliva virgen, que ponemos a calentar, y una vez que veamos que está bien caliente, la retiramos del fuego y añadimos el pimentón y lo vamos a remover para que se fría en el aceite, pero con mucho cuidado que no se queme por estar el aceite demasiado caliente. Después vamos a agregar una cucharada de harina, y volvemos a remover con un cucharon por ejemplo, hasta que quede sin grumos. A esa mezcla le vertemos poco a poco un vaso del caldo casero o comprado, siempre sin dejar de remover hasta que la mezcla espese un poco. Y así tenemos ya lista nuestra salsa brava, la cual podemos conservar unos días guardada en el frigorífico, y que podemos utilizar para acompañar a muchos platos.

Tambíen te puede interesar  Torta de banana sin horno

Si quieres emplearla para hacer las conocidas patatas bravas, fríe las patatas y sírvelas con la salsa que has preparado, pero para darles el toque ideal, te decimos como en los bares consiguen esa textura tan característica. Hay que poner a calentar a fuego suave una sartén con abundante aceite de oliva, y echamos las patatas antes de que se caliente, con lo que conseguimos que se ablanden mientras se hacen lentamente. Una vez estén blandas, aumentamos la intensidad del fuego para que se acaben de freir así, con lo que la parte de afuera quedará crujiente, mientras que el interior de las patatas quedará blandito. Y a disfrutar de esta rica receta.

Podés seguir a Recetas de Cocina en nuestra página en la red social Facebook o ver nuestras recetas también en Youtube o suscribite de forma gratuita de nuestro newsletter👇
Tambíen te puede interesar  Torta Fiambre Tricolor

Deja una respuesta