Salsa Bearnesa

La salsa Bearnesa es una salsa clásica y muy versátil de la cocina francesa que se utiliza para dar sabor y acompañar diversos platos, especialmente carnes y pescados. Esta salsa es conocida por su textura suave y cremosa, así como por su sabor rico y ligeramente ácido suele servirse caliente o tibia y se elabora principalmente a partir de ingredientes como yemas de huevo, mantequilla clarificada, vinagre de vino blanco, estragón, chalotas y pimienta.

Historia de la Bearnesa

La salsa recibe su nombre debido a su presunta conexión con la región de Bearn, que se encuentra en el suroeste de Francia. Sin embargo, la historia detrás del nombre no es completamente clara y existe cierta controversia al respecto.

Una teoría sugiere que la salsa Bearnesa fue creada originalmente en la región de Bearn, lo que explicaría su nombre. La región de Bearn es conocida por su producción de estragón, uno de los ingredientes clave de la salsa. Según esta teoría, la salsa Bearnesa habría sido desarrollada en la región y luego se popularizó en otras partes de Francia y el mundo.

Otra teoría sostiene que el nombre «Bearnesa» es una referencia a un antiguo líder político y militar francés llamado Henri-Léonard-Jean-Baptiste Bertin, quien sirvió bajo el reinado de Luis XV y Luis XVI. Se dice que Bertin era un amante de la buena comida y que contribuyó a popularizar esta salsa en la corte francesa, por lo que algunos creen que la salsa lleva su nombre como homenaje.

Tambíen te puede interesar  Salsa de Tomate

La Salsa puede utilizarse en distintas preparaciones:

  • Filete de ternera: La salsa Bearnesa es un acompañamiento clásico para filetes de ternera, como el filet mignon. La cremosidad y el sabor de la salsa complementan perfectamente la carne tierna.
  • Pescado: También se puede servir con pescados blancos, como el salmón o la trucha. Aporta un toque de sofisticación y sabor a estos platos de pescado.
  • Espárragos: Los espárragos cocidos al vapor o a la parrilla a menudo se sirven con salsa Bearnesa como guarnición. La salsa realza el sabor de los espárragos y los hace más sabrosos.
  • Verduras: Esta salsa se puede utilizar para acompañar una variedad de verduras cocidas al vapor, como brócoli o alcachofas, para darles un sabor adicional.
  • Huevos pochados: La salsa Bearnesa se usa tradicionalmente en la preparación de huevos Benedict, un popular desayuno que consta de huevos pochados sobre una tostada con jamón y salsa Bearnesa.
Tambíen te puede interesar  Salsa cocia

Después de tanta explicación, te doy dos receta de esta salsa tan clásica:

Salsa Bearnesa (Tradicional)

recetasdecomida
5 from 1 vote
Plato salsa
Cocina Francia
Raciones 8 porciones
Calorías 160 kcal

Ingredientes
  

  • 1 unidades Echalote
  • 3 unidades huevos
  • 150 gramos mantequilla
  • 1 cucharadita estragón picado
  • 1 ramita perejil
  • 2 cucharadas vinagre blanco de vino
  • 2 cucharadas vino blanco
  • Pimienta
  • Sal

Elaboración paso a paso
 

  • Picar muy fino el perejil. Pelar y triturar la chalota. Cascar los huevos, desechar las claras y reservar las yemas.
  • Poner un cazo al fuego y añadir la chalota pelada y triturada, el perejil picado muy fino, el estragón, el vino, el vinagre y un poco de pimienta molida. Con el fuego muy bajo, se deja cocer lentamente y removiendo, hasta que el líquido se reduzca a la mitad. Entonces apartar del fuego, colar el caldo y reservar aparte las hierbas.
  • Poner en un cazo al baño María, el caldo colado, añadir las yemas de los huevos y mezclar suavemente hasta que todo esté ligado. Fundir la mantequilla y añadirla poco a poco a la salsa, removiendo constantemente, sin dejarla hervir, hasta conseguir una consistencia cremosa, parecida a la de la mayonesa.
  • Añadir las hierbas, mezclar bien, rectificar de sal y mantener caliente, al baño María hasta que se vaya a servir.

Video

Receta Salsa Bearnesa

  • Huevos: 2.
  • Mantequilla: loo g.
  • Cebolla: media.
  • Vinagre: 2 cucharadas.
  • Perejil: 3 ramas.
  • Sal y pimienta en grano.
Tambíen te puede interesar  Salsa Meunier

Preparación:

  • Pelar, lavar y picar finamente la cebolla.
  • Separar las claras de las yemas. Reservar las claras para otra preparación. Colocar las yemas en un tazón.
  • Lavar y picar finamente el perejil. Hervir agua en un recipiente para baño de Maria.
  • Verter el vinagre en un cazo. Agregar la cebolla y la pimienta en grano. Cocer a fuego moderado durante 2 minutos. Retirar, y colar el vinagre. Añadir la cebolla a las yemas. Batir ligeramente, y salar.
  • Cortar la mantequilla en pequeños trozos.
  • Introducir el tazón en el agua hirviente, cuidando de que ésta llegue sólo hasta la mitad de su altura. Incorporar lentamente los trocitos de mantequilla, sin dejar de remover. Cocer hasta que se espese.
  • Calentar una salsera y verter allí la salsa.
  • Antes de llevar a la mesa, añadir el perejil. Servir bien caliente.

1 comentario

Deja una respuesta