Crema de Zanahoria y Puerros

Aprende a preparar en casa una crema de zanahoria y puerros de forma fácil con esta receta. Este plato de verduras es realmente sabroso y a la vez que es muy saludable, por lo que es ideal para dietas bajas en calorías.

Ingredientes:

– 400 gramos de zanahorias
– 400 gramos de puerros
– Una cebolla grande
– Pimienta negra molida
– Sal
– Aceite de oliva virgen
– Agua

Preparación:

En esta ocasión vamos a preparar una crema de zanahoria y puerros, una variante de la crema de zanahorias tradicional que resulta muy sabrosa y nutritiva, y que se prepara en un periquete siguiendo las indicaciones que a continuación os damos. Además se necesitan pocos ingredientes para prepararla, y son ingredientes que solemos tener en la cocina habitualmente, así que es una receta que merece la pena conservar en nuestro recetario personal.

Para empezar esta crema de zanahoria y puerros vamos a preparar las verduras, así que vamos a pelar y lavar las zanahorias, y las troceamos en rodajas que no sean muy gruesas. Los puerros los vamos a cortar parar quedarnos con las partes que nos interesan, desechando el resto, y los lavamos bien tras quitarles la capa exterior, y los picamos en trozos que no sean muy grandes. Con la cebolla hacemos lo mismo, le quitamos la capa externa y la picamos en trozos de tamaño similar al resto de ingredientes.

Ponemos a calentar una olla amplia con un chorrito de aceite de oliva virgen, de forma que cubra el fondo, y echamos entonces todas las verduras que troceamos anteriormente, es decir, la zanahoria, la cebolla y los puerros. Vamos a rehogarlas durante unos minutos a fuego suave, para que se pochen un poco, añadiendo sal por encima para ayudar al proceso. Una vez se haya pochado un poco, agregamos a la olla la cantidad de agua suficiente para cubrirlas por completo, y después subimos la intensidad del fuego hasta que el agua comience a hervir.

En ese momento dejamos que la verdura se cocine a fuego medio unos 20 minutos aproximadamente, comprobando siempre antes de retirarla del fuego que ya está bien cocinada y tierna, es importante. Una vez estén bien hechas, retiramos del fuego y apartamos parte del caldo resultante, y con una batidora trituramos el resto del caldo con las verduras cocidas, bien directamente en la olla o pasándolo todo a un vaso apto para batir. Corregimos el punto de sal y le damos el espesor deseado, utilizando si fuera necesario parte del caldo que reservamos al inicio, para hacer la crema menos espesa. Y ya se puede tomar la crema de zanahoria y puerros en caliente o tomarla en frío.

Deja una respuesta