Sardinas y alcaparras

Preparación:

Limpias las sardinas, sin espinas ni cabezas, las freiremos con aceite bien caliente y las alinearemos en una fuente.

En una cazuela con aceite sofreiremos una cebolla desmenuzada, y, cuando tome color dorado, le añadiremos un par de cucharadas de harina; luego de sofrita la harina, abocaremos un vasito de vino y otro de agua, un poco de sal, un ramito de hierbas finas aromáticas y un polvillo de pimienta blanca; lo dejaremos cocer; después lo pasaremos por la batidora y lo volveremos a la cazuela; por fin, añadiremos un puñado de alcaparras y una cucharada de perejil picado.

Esta salsa la presentaremos en una salsera, y las sardinas en la fuente acompañadas de trozos de pan frito.

Deja una respuesta