Brócoli con Patatas

Si te gustan las recetas de brócoli estás de enhorabuena, este plato de brócoli con patatas está verdaderamente rico. En muy nutritivo y podrás incluirlo en tu alimentación diaria.

Ingredientes:

– Brócoli, medio kilo
– Un par de patatas
– Aceite de oliva virgen extra
– 2 ó 3 dientes de ajo
– Una pizca de sal

Preparación:

Comenzamos esta receta dejando bien limpio el brócoli, para lo que lo lavamos bajo el grifo con agua. Una vez hecho escúrrelo y vas cortándolo en ramilletes no muy grandes para que se puedan cocinar mejor. La forma del brócoli es muy similar a la de la coliflor, se distinguen fácilmente ya que el brócoli es verde y la otra blanca. La planta del brócoli se compone de muchas cabezas que son las flores carnosas, nacen de un tallo ancho que también se puede comer. La parte más dura central se suele tirar a la basura.

Con las patatas hacemos más o menos lo mismo, se pelan las dos patatas quitándoles toda la piel y las partes estropeadas que no nos interesan. Hay muchas formas de pelar las patatas, la tradicional es con un cuchillo de hoja lisa que esté bien afilada. Hoy en día existen utensilios específicos para pelar las patatas que facilitan la tarea y ahorran tiempo. Una vez peladas las partes en trozos no muy grandes, se lavan y se dejan escurrir. Procura que tanto las patatas como el brócoli sean de buena calidad.

A continuación coloca los trozos de patata en un bol apto para microondas, encima de las patatas coloca el brócoli. Tapa el bol y ponlo en el microondas unos 10-11 minutos a 700W o a una temperatura similar que te permita tu microondas, ya que todos no son iguales. No utilices un bol que no esté preparado para usar en el microondas, pues corres el riesgo de que el recipiente se estropee y como consecuencia también la comida que estamos cocinando. Con esto deben quedarse bien cocidos, entonces las sacas y escurres.

Una vez hecho el paso del microondas, pondremos al fuego una sartén con un chorrito de aceite de oliva virgen extra cubriendo el fondo de la sartén. Son muchos los motivos por los que se recomienda cocinar con aceite de oliva virgen, el principal es que este tipo de aceite no se somete a ningún tratamiento químico, por lo que estamos utilizando todas las propiedades que en el caso del aceite son abundantes y muy beneficiosas. Cuando esté caliente ponemos los trozos de patata y brócoli y los rehogamos durante varios minutos, con cuidado que no se estropeen al remover. Añade un poco de sal al gusto y están listas para servir en caliente.

Deja una respuesta